20100811

Arcade Fire, The Suburbs



Alguna vez cuando era niño, y creía que las cosas eran buenas, que no tenían malas intenciones, soñaba con cosas, con figuras que luego dibujaba en un papel en blanco, que al final quedaba lleno o simplemente vacío, Embelezado en mi propio mundo, me di cuenta que solo existía en mi mente, descubrí cosas que un niño de 7 años no debería saber. Hace tiempo, sobreviví al abandono de mi papá de la casa, recuerdo, dormir al lado de mi mamá y escucharla sollozar hasta que se quedaba dormida, recuerdo levantarme e ir a la ventana de la sala, que da a la calle, recuerdo que especialmente esas noches eran muy frías, recuerdo empañar la ventana y dibujar sobre la capa creada por mi aliento, recuerdo ver las estrellas, verlas tan lejanas, tan pequeñas me hacia pensar que eran copos de nieve suspendidos en la nada, los colores de esas noches, la textura del piso frío contra mis pies descalzos, eran largas esas noches, muy largas.

A veces, aun me levanto a esa misma ventana a dibujar, en ese espacio húmedo que crea mi aliento en el vidrio, los recuerdos que tengo de esas noches aun me quitan el sueño, y mi cabeza divaga pensando si algún día me pasara a mi, no quisiera hacerte eso nunca, me repito miles de veces. Paso el tiempo, y poco a poco esos recuerdos frescos en mi cabeza, se convirtieron en una especie de fotografía gastada, o como esas cintas de película, que después de ser usadas miles de veces se ven sucias y maltratadas en la pantalla.

Así, llego la noche en que reviviría esos recuerdos. Mi primo Carlos, se encontraba de visita en Ciudad de México, eran aproximadamente las 3 AM, y no hacíamos otra cosa que fumar y tomar whisky en las rocas, el tenia el control de la televisión en la mano y pasaba los canales aburrido sin decir nada, se detuvo en el canal de música mas conocido por la cultura pop del mundo, Chris Martin estaba a cuadro, hablaba de sus gustos musicales, de pronto pronuncio dos palabras que se quedaron grabadas, como una cicatriz, en mi cerebro, Arcade Fire, y presento el video de Power Out, en ese instante la temperatura bajo como aquellas noches, y mi fiel primo y yo clavamos nuestra atención en la animación y el sonido tan especial de este video, en el momento que terminó, mi reacción fue voltear a ver a Carlos, tanto el como yo teníamos la boca abierta, no dijimos nada, solo quedo el nombre Arcade Fire. Paso tiempo, hasta que encontré el disco, al parecer algo tan original era difícil de conseguir, o tal vez simplemente nadie había editado el disco aun, lo encontré en la sección alternativa de la tienda yucateca de discos Mishup. Al ponerlo, como una avalancha de nieve, todos los recuerdos de mi infancia me enterraron vivo, cerré los ojos y deje que todo el peso de la nieve cayera sobre mi, colapsando mis pulmones, escuchando los delicados sonidos del Funeral, cada sonido tenia un color especifico, y cambiaba de forma conforme la música hacia conexiones en mi cerebro, relacionándolas con mis vivencias pasadas, lo escuche completo, abrí los ojos y era de noche, me pare frente a mi ventana, respire profundo y deje que mi aliento hiciera una nube grande con mi calor contra el vidrio, dibuje una casa perdida entre la nieve.

Llego a mis manos directo de Canadá el segundo disco, Neon Bible, habia leido mucho al respecto, lo cual creo una conciencia previa a mi re encuentro con Arcade Fire, pero ninguno de esos artículos me preparo para lo que estaba apunto de escuchar. Comenzaba como el corazón de un bebe en un monitor de ultra sonido acelerado 100 veces mas de lo que un bebe normal soportaría, algo me tomo de la mano, y la apretó fuerte, en mi corazón, ocurría un choque de autos a gran velocidad, tuve que sentarme derecho y mire el piso, todo desapareció, la nieve se había derretido y el asfalto rugía en mis pies con frases en francés, y nada existía, pero todo estaba conectado en el sonido de los violines, Neon Bible, jugaba con mis emociones, como un escultor crea figuras en lo inherte, no evite imaginarme frente a ellos en vivo, levantando el puño cerrado, sudando, gritando al mismo tiempo que ellos, Lets GO! Yo conocía el lugar en que los aviones no vuelan, en que las naves no navegan, y que los carros desconocen, ese lugar que las naves espaciales jamas han visto, ese lugar donde no hay nada y la profundidad se pone frente a ti como un muro de agua dentro de un submarino. Neon Bible, difícil de creer que lo superarían.

Estúpido Sergio, siempre tan ingenuo, llego a mis manos un Ep, con dos canciones, Suburbs y Month of May, me quede sin palabras, quería mas, era como heroína en mi torrente sanguíneo, todos mis sentidos gritaban por mas, pero habría que esperar. 5 de Agosto 2010, Madison Square Garden, como todo mexicano mortal y pobre, lo vi por you tube, siempre que he visto un video de Arcade Fire la piel se me eriza, me proyecta a ese lugar, a ese lugar al que solo vas cuando te besan, cuando te dicen te quiero. Tenia el disco listo para escuchar en mi computadora, pero espere a verlos en vivo, solo diré impresionante, me acosté en mi cama con los audífonos puestos a todo volumen, mi cama se levantaba, y me veía a mi mismo recostado sobre ella, paseando por este vecindario frio, pero que al mismo tiempo era colorido, canción a canción el paisaje cambiaba, hasta dejarme en la punta de una montaña, viendo nieve caer delicadamente sobre mi piel, congelando mis lagrimas, haciéndome recordar que el mundo es tan grande, que necesita una banda tan grande como Arcade Fire.

Pero esa es solo mi experiencia, crea la tuya se un gigante.

Descarga el Disco Aqui

Archivero