20100818

Lo que hay detrás de tus imágenes!!!!!

¿Cuál fue tu primera fotografía que capturaste? ¿Recuerdas las fotografías de tu infancia? ¿Qué tipos de fotos traes en tu celular? Con las emociones revueltas ¿has roto fotografías? ¿Cuántas veces has tomado fotos a escondidas? ¿Qué tipos de fotos enmarcas para adornar las paredes en tu casa?
Actualmente capturar un momento “memorable” con la cámara de nuestro celular es ya parte de un ritual cotidiano, somos una sociedad visual en donde la imagen dice más que mil palabras. Pero alguna vez te has preguntado qué hay más allá de nuestras fotografías.
Susan Sontag nos acerca al entendimiento de la fotografía a través de un libro que fue publicado por primera vez en 1973 presentando así una crítica a la fotografía y exponiendo que lo moral, lo estético y lo artístico idealizan, impactan o seducen al creador y al espectador de la fotografía.
Para la autora, la fotografía empezaba a surgir como un nuevo código visual donde la práctica de coleccionar fotografías se convierte en un pasatiempo de coleccionar el mundo.
Las fotografías procuran pruebas porque certifican la experiencia de quiénes somos, quiénes son los otros y qué lugares vemos cotidianamente pero no observamos. Pero todo uso de la cámara implica una agresión, una invasión de la realidad y por qué no, hasta una posesión de ella. Fotografiar es también una práctica de voyeurismo, no es una observación pasiva, dentro del rito social también se convierte en instrumento de poder.
La fotografía muestra la belleza y fealdad o lo que se entiende de ellas en cada contexto social, clasifica lo importante y lo trivial.
Pero también se puede descubrir a través de la fotografía que la vida es un melodrama, lleno de personajes que dejan el anonimato.
Y ¿qué hay de esas fotografías de violencia, crimen y asesinato? La pseudorealidad con lo horrible que se aprecia en ellas refuerzan la alienación, es decir nos empezamos a mostrar incapaces de reacciones ante la vida real.
La fotografía contiene otro tanto de surrealismo y documenta una realidad oculta. Sus detalles significativos y los objetos encontrados nos hablan de ellas.
Es así que Sontag comenta que al tomar una fotografía el individuo que lo hace desplega una determinada sensibilidad, única y rapaz, teniendo como cualidad una visión activa, adquisitiva, valorativa y gratuita.
Cuando fotografiamos podemos hablar con el lenguaje de las imágenes sobre Yo y el mundo, en un realismo puro, o bien anularnos frente al mundo, y quizá hasta agredir al mundo para celebrar el yo.
Y por último te dejo esta frase de Sontag: No se puede poseer la realidad, se pueden poseer las imágenes. Así que a tomar fotografías.
Libro: Sobre la fotografía. Autor: Susan Sontag (1993-2004). Editorial de Bolsillo. Segunda edición con esta portada 2009. España.

Archivero